Las caras de un icono

Miércoles, 24 de Septiembre del 2014 a las 02:07 PM Untitled 1

Desde que se estrenó en Octubre 24 1994, el Lange 1 ha epitomizado la esencia y la identidad del renacimiento de la marca. Con su combinación única de elementos de estilo clásico e innovaciones técnicas, son prueba de la determinación de la manufactura Saxon para crear los mejores relojes del mundo. Aún en su vigésimo año, la famosa familia Lange 1 permanece siendo un éxito incondicional.

Directo, funcional y eficiente – estos atributos definen el diseño alemán clásico. Pero la búsqueda por perfección en la forma siempre incluye la pasión también. No hay otra manera de explicar el duradero entusiasmo por diseños visionarios como la silla de Barcelona, el radio Braun, o el Porsche 911 aún décadas después de que fueron concebidos. Muchos de estos diseños fueron inicialmente polarizados pero se mantuvieron firmes y eventualmente definieron estilo, tal como lo hizo el Lange 1.

Con su dial asimétrico, el movimiento de tres días y la primera fecha outsize en un reloj de pulsera regularmente producido, le ganó reconocimiento instantáneo después de su debut. Su elegancia técnica y excelente artesanía ultimadamente convencieron hasta a aquellos entusiastas de los relojes que necesitaban acostumbrarse al nuevo look sin precedentes.

Veinte años después, el reloj con la cara inconfundible representa un paragón en los clásicos horológicos que definieron estilos. Aún se manufactura hoy en día, sin cambios. Pero esto no significa que nada ha cambiado en el continuum de Lange 1 durante las dos décadas pasadas. Por el contrario: su popularidad volvió al Lange 1 en una piedra angular de una familia de relojes compuesta de 15 modelos. Vienen en varios diámetros de estuche y con versiones de cuerda manual o automática. El portafolio se ha enriquecido con funciones adicionales como el display de fases de la luna, una segunda zona horaria, o como combinación incluyendo un tourbillon y un calendario perpetuo. Modelos especiales y ediciones limitadas se encuentran entre las piezas de relojería codiciadas que regularmente obtienen records de precios en subastas.