TAG Heuer CARRERA - CARA DELEVINGNE

Jueves, 07 de Mayo del 2015 a las 09:27 AM Tag hueuer

Cara Delevingne. 11,3 millones de followers. El fenómeno. La it girl. La supermodelo británica hipermediática. Su cabello de un tono rubio infantil, su carita, su mirada verde traviesa, sus cejas espesas y su silueta de ave grácil la convierten en un ovni tanto en el planeta de la moda como en el planeta de las personas. Trabaja para los nombres más importantes de la moda y pasea su estilo algo masculino y descuidado hasta convertirlo en el más imitado de la actualidad. Todo el mundo conoce su pequeña nariz respingona gracias a los anuncios de publicidad de las revistas y a las pasarelas y también sus famosas muecas, sus momentos de vida privada, sin maquillaje y con la cara lavada. Delevingne, que desvela su vida en sus publicaciones en las redes sociales, ha elegido TAG Heuer para convertirse en su embajadora. Prácticamente una evidencia para la marca que puede calificarse de rebelde gracias al impulso de Jean-Claude Biver, CEO de la empresa y presidente de la división de relojes del grupo LVMH. Y fue Biver quien convenció a Cara Delevingne para que se uniera a la familia de los embajadores de la marca.

La edición especial diseñada para Cara Delevingne forma parte de la colección TAG Heuer Carrera. Y con sus mismos códigos: caja elegante con asas facetadas, esfera depurada y de una gran legibilidad, que se pervierten con el tratamiento totalmente en negro y antracita. Para feminizarlo y darle atractivo, los apliques y las agujas están chapadas en oro rosa. También existe una versión con el bisel con diamantes engastados: se impone el toque de glamour. La versión más extrema de las seis referencias de la línea es la de la correa de piel de becerro envejecida negra, con pespuntes acolchados tono sobre tono, muy alta costura. El espectáculo también se encuentra en el backstage: el dorso de la caja cuenta con una majestuosa cabeza de león acuñada, el emblema de Cara, nacida en agosto de 1992 bajo el signo del rey de los animales. La firma de esta bella mujer, de color oro rosa en el interior de la pulsera, resuena como la marca de reconocimiento de una generación ultraconectada que se vuelve loca por hermosos objetos de diseño rebelde y exclusivo. ¿Qué nos apostamos a que esta edición especial hará las delicias de más de uno?