Luz mágica

Miércoles, 09 de Marzo de 2016 11:30 PM GRAN LANGE 1 FASES DE LA LUNA „Lumen“

GRAN LANGE 1 FASES DE LA LUNA "Lumen"

El GRAN LANGE 1 FASES DE LA LUNA „Lumen“, limitado a una serie de 200 ejemplares, combina en el característico icono de la marca una brillante

Ya en 2013, A. Lange & Söhne, con el GRAN LANGE 1 „Lumen“, presentó un reloj con esfera semitransparente de cristal de zafiro, que permitía contemplar el genial mecanismo de discos de la gran fecha de Lange. Un año después se presentó el GRAN LANGE 1 FASES DE LA LUNA con una prominente indicación de las fases de la luna colocada en la esfera principal, que reproducía la órbita de la luna con una precisión del 99,998 por ciento. El GRAN LANGE 1 FASES DE LA LUNA „Lumen“ combina por primera vez estos dos logros relojeros.

La esfera del nuevo modelo es de plata ennegrecida con grandes entalladuras y un cristal de zafiro semitransparente tintado de negro, El revestimiento especial aplicado bloquea una gran parte de la luz visible pero no los rayos ultravioletas cuyos pigmentos luminosos, al incidir en el mecanismo de la gran fecha, hacen que fosforezca. La cruz de las decenas va provista de una masa luminosa blanca y está estampada con cifras negras, El disco de las unidades, asimismo provisto de cifras negras, es de cristal transparente y gira por delante del fondo fosforescente de la ventana de la fecha.

A diferencia de los modelos de Lange con fases de la luna existentes hasta ahora, cuyo disco de la luna era de oro, en el GRAN LANGE 1 „Lumen“ el disco de la luna es de cristal. En primer lugar, se trata la superficie del cristal con un procedimiento de revestimiento patentado. A continuación, se cortan con láser las 1164 estrellas y la luna. Una masa luminosa situada detrás del disco lunar hace que brillen la luna y las estrellas. La gran indicación de las fases de la luna ocupa un lugar destacado en la esfera principal. Una vez correctamente ajustada, solo tendrá que ser corregida de un día al cabo de 122,6 años.

El calibre de cuerda manual L095.4, esmeradamente acabado y montado dos veces, posee todas las características de calidad más conocidas de los relojes de A. Lange & Söhne. La platina tres cuartos de alpaca natural, decorada con un pulido de bandas de Glashütte, hace que resalte el brillo de los siete engastes de oro atornillados. Un clásico volante con tornillos con espiral del volante autooscilante de fabricación propia garantiza los mejores valores de marcha. Y el gran barrilete permite una autonomía máxima de marcha de 72 horas. El reloj, limitado a una serie de 200 ejemplares, está disponible en una gran caja de platino de 41 milímetros de diámetro.