LANGE 1 TOURBILLON CALENDARIO PERPETUO en oro blanco

Miércoles, 09 de Marzo de 2016 11:30 PM LANGE 1 TOURBILLON CALENDARIO PERPETUO en oro blanco

LANGE 1 TOURBILLON CALENDARIO PERPETUO en oro blanco

Gracias a la clara disposición del calendario alrededor de la indicación de la hora, el LANGE 1 TOURBILLON CALENDARIO PERPETUO permite abarcar una multitud de informaciones con una sola mirada. El último modelo de esta obra maestra de la relojería se presenta en una elegante caja de oro blanco con esfera gris.

El LANGE 1 TOURBILLON CALENDARIO PERPETUO combina dos complicaciones clásicas con el llamativo diseño de la más famosa familia de relojes de A. Lange & Söhne. El calen-dario se compone de la gran fecha de Lange, día de la semana retrógrado, anillo de los meses alrededor e indicador del año bisiesto. Gracias a la clara separación de las indicaciones de la fecha y de la hora, todas las informaciones se pueden abarcar con una sola mirada. Todas las indicaciones del calendario avanzan a saltos. El mecanismo está construido de tal manera que tan solo se le tendrá que avanzar de un día en el año 2100.

La indicación de las fases de la luna integrada en el pequeño segundero, solo necesitará una corrección de un día al cabo de 122,6 años.

Una discreta firma situada debajo de las 12 remite al tourbillon. Si se mira a través del fondo de cristal de zafiro, se manifiesta en toda su fascinante complejidad. El mecanismo va equipado con el sistema de parada del segundero de Lange patentado que hace que el volante colocado en el interior de la jaula del tourbillon se detenga suavemente e instantáneamente y de manera segura al sacar la corona. De este modo se puede ajustar la hora con la precisión de un segundo. La parte superior de la jaula del tourbillon va provista de un pulido negro, una de las formas de decoración artesanal de las superficies más sofisticadas y que exigen más tiempo. El tourbillon está colocado sobre un nítido contrapivote de diamante, una reminiscencia de los históricos relojes de bolsillo 1A de A. Lange & Söhne.

Un macizo rotor central, con un segmento medio de oro de 21 quilates y además una masa oscilante de platino, se encarga de la cuerda efectiva del calibre automático L082.1, de modo que la reserva de marcha máxima de 50 horas ya está disponible poco tiempo después de llevar puesto el reloj. Entre las características de calidad típicas de Lange cabe mencionar el mecanismo esmeradamente decorado a mano con los puentes del tourbillon y de la rueda intermedia grabados a mano así como seis engastes de oro atornillados.