Combinación perfecta

Miércoles, 09 de Marzo de 2016 11:30 PM Nuevo modelo de SAXONIA con fases de la luna y gran fecha

Nuevo modelo de SAXONIA con fases de la luna y gran fecha

El último modelo de la familia de relojes SAXONIA convence por su claro diseño y la fascinante combinación de dos populares complicaciones: una precisa indicación de las fases de la luna y la gran fecha típica de Lange. Estos dos elementos caracterizan el aspecto exterior de este reloj basado en una técnica optimizada y en la perfección estética.

La indicación de la fecha es una de las funciones suplementarias más útiles de un reloj y por eso se incorpora con frecuencia en los relojes de A. Lange & Söhne en forma de la conocida gran fecha. En una doble ventana, con marco de oro y barra central de separación, esta construcción con dos superficies separadas para la indicación de las unidades y de las decenas, lo que permite ganar espacio, se convirtió en signo distintivo de la marca. En 1994 se incorporó por primera vez, entre otros, en el modelo SAXONIA.

En el SAXONIA FASES DE LA LUNA la gran fecha está colocada de manera prominente debajo de la posición de las 12 horas. Las fases de la luna situadas en la mitad superior del pequeño segundero, a la altura de las 6 horas, son su contrapunto estético. El calibre automático L086.5 empleado en el SAXONIA FASES DE LA LUNA es ya el 16° mecanismo de la manufactura sajona con esta popular complicación astronómica. La indicación va asociada al movimiento continuo de la rueda de las horas y por lo tanto – exactamente igual que la luna – siempre en movimiento. El engranaje de siete niveles está calculado con tal precisión que reproduce el lapso de tiempo comprendido entre luna nueva y luna nueva con una precisión del 99,998 por ciento. Una vez ajustada, suponiendo que estuviera funcionando sin interrupción, la indicación solo tendría que ser corregida de un día al cabo de 122,6 años. Un procedimiento especial de revestimiento patentado hace posible el tono azul intenso del disco lunar de oro. Las 852 estrellas se recortan con láser en la superficie.

La considerable reserva de marcha de 72 horas se consigue con un solo barrilete. Un gran rotor central con masa oscilante de platino se encarga de la eficacia de la cuerda. Con el clásico volante con tornillos, espiral del volante autooscilante de Lange, platina tres cuartos de alpaca natural y puente del volante grabado a mano en un mecanismo perfectamente acabado a mano, el SAXONIA FASES DE LA LUNA presenta todas las características de calidad que los conocedores de todo el mundo asocian con los relojes de A. Lange & Söhne.