VISCONTI CHARRERIA

Miércoles, 12 de Mayo de 2016 11:30 PM VISCONTI CHARRERIA

La figura del charro -personaje popular...

La figura del charro -personaje popular que cumple las funciones de hacendado y de jinete en las zonas rurales del país- es un símbolo mexicano que se remonta a la época de la colonia, cuando se originaron las haciendas agrícola-ganaderas. Está presente en el imaginario colectivo así como en las artes y la cultura. El charro ostentaba poder económico y social, como propietario de grandes extensiones de tierra productoras. Visconti rinde homenaje a su figura con la nueva edición limitada “Charrería”.

La las flechas, como un escaupil (o armadura) de la época prehispánica. La prenda tenía mangas y llegaba hasta las rodillas; estaba acolchada por dentro con piel de borrego y era usada con un cinturón de piel cruzado al pecho. Las armas del Rey se guardaban en las bolsas de la cuera.

A partir de la época de la Revolución –tras la reforma agraria de comienzos del siglo XX–, muchas haciendas desaparecen o quedan fraccionadas. Entonces se inicia el éxodo masivo del hombre de campo hacia los centros urbanos. Entonces surgen las asociaciones y los lienzos charros. La charrería se constituye en deporte nacional.

Actualmente, los charros deben cumplir con un reglamento para la práctica de su deporte y la vestimenta. Cuentan incluso con un riguroso protocolo para iniciar las celebraciones y los encuentros entre equipos. El traje nacional de México es el atuendo charro: consta de pantalón de corte charro sin bolsas traseras, chaqueta y chaleco en caso de los trajes de gala, pachuqueña de colores serios y corbata de moño, chaparreras de cuero que se colocan por encima del pantalón, sombrero de ancha lorenzana de copa alta bordado o galonado, botín charro y espuelas.

En una charreada siempre se incluyen las escaramuzas –que son evoluciones coreo grafiadas–, a galope o a trote ligero ejecutadas por mujeres que montadas en albarda de lado al estilo amazona y ataviadas con el traje de Adelita o de ranchera mexicana, compiten en equipos.

Visconti, la manufactura de instrumentos de escritura fundada en 1988 en Florencia, homenajea a esta estirpe de prohombres mexicanos a través de su Edición Limitada Charrería. Se trata de una pluma diseñada y pintada con aerógrafo por Claudio Mazzi, el gran artista italiano, basada en la obra original de Emilio Garcia. Se presenta en pluma estilográfica y en rollerbal limitadas a 149 piezas cada una. La parte superior del capuchón, el clip y el anillo es de plata antigua personalizada con motivos propios de la charrería, el cuerpo del capuchón esta revestido en piel. El punto de la pluma fuente es de 23kt palladium dreamtouch y esta disponible en F, M y B., el sistema de carga es Power Filler.

La presentación, además, remite a los tiem pos heroicos de los charros: viene en una caja de madera, cuya parte superior está cubierta por una tela bordada con motivos florales, adorno típico de los sombreros.