Jaeger-leCoultre Duometre Quantieme Lunaire

28/01/2022

Opinión

Duometre Quantieme Lunaire

Estimado lector:

La manufactura JAEGER-LECOULTRE es considerada fuente de creación de relojes hermosos que contienen el talento y el saber hacer de generaciones de relojeros que los convierten en referencias relojeras tanto en lo artístico como en lo técnico. Por la excelencia del trabajo de sus expertos relojeros la Gran Maison ha ofrecido inolvidables colecciones de admirables piezas a los más exigentes amantes de relojes finos en todo el orbe y creo que una de las colecciones más exitosas es la DUOMETRE.

En ésta ocasión le presento el modelo más reciente, el DUOMETRE QUANTIEME LUNAIRE de Oro Blanco de 18k, que acusa a simple vista el gran legado secular de la Gran Maison. Este modelo permite ver trabajar una parte de su movimiento a través de su esfera semi abierta, para deleite de los amantes y profesionales de la relojería fina, además ostenta un nuevo disco para el indicador de fase lunar de color azul y oro mucho más impresionante y realista con estrellas y lunas texturizadas a laser. A la altura de las 10 horas hay un pulsador para ajustar la fecha que funciona al presionarlo en lugar del tradicional mecanismo de inserción oculto haciendo esta acción más gratificante y divertido al usuario.

El DUOMETRE QUANTIEME LUNAIRE tiene el concepto Dual-Wing, que significa tener dos mecanismos independientes unidos por un solo órgano regulador que garantizan el rendimiento y la precisión fuera de lo común de los relojes Duomètre. El primer mecanismo controla el propio funcionamiento de las complicaciones, mientras que el segundo garantiza la medición precisa del transcurso del tiempo, logrando evitar que ambos sistemas se vean afectados negativamente en la interacción de su funcionamiento, como el indicador de fase lunar o la fecha. La coexistencia de estos dos sistemas, responsables del movimiento Dual-Wing, confiere a la colección Duomètre un estatus único en el universo de los relojes con un alto nivel de complejidad.

Todos los modelos están decorados con numerosas técnicas manuales de alta precisión para los movimientos de cada reloj. Por ejemplo, la técnica patentada “côtes soleillées” crea un efecto en el metal que recuerda a los rayos del sol.

Dentro del Duomètre Quantième Lunaire se encuentra el movimiento de cuerda manual Jaeger-LeCoultre calibre 381 de fabricación propia que se produce principalmente en plata alemana a partir de 374 piezas. Funciona a 3Hz (21.600 bph) y tiene una reserva de marcha de 50 horas. Se pueden ver los indicadores de reserva de energía en las secciones recortadas en la parte inferior del dial con vista al movimiento. Un elemento clave del calibre 381 es la complicación foudroyante que tiene un 1/6 de segundero “volador” a las 6 en punto. El dial principal se usa para los segundos, mientras que un dial secundario a la derecha se usa para indicar las horas y los minutos. Se utilizan magistralmente materiales y acabados en las esferas de los relojes Duomètre para lograr un resultado clásico y de legibilidad extremadamente alta.

 

La caja del Duomètre Quantième Lunaire tiene 40,5 mm de ancho y 13,5 mm de grosor con 50 metros de resistencia al agua. El reloj está muy bien proporcionado y es cómodo en la muñeca,  además es atractivo y conserva un toque tradicional y conservador.

 

Las funciones son Fecha, Horas, Minutos, Fases de la luna, Segundero, Segundero fulminante, y Reserva de marcha doble.

 

Estamos siempre a sus órdenes en PYRELONGUE CHRONOS, Masaryk 431, Col. Polanco, y en Centro Comercial ARTZ Pedregal.

Muchas gracias,

Luís Peyrelongue

Usamos cookies para asegurarle la mejor experiencia en nuestra web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

OKAviso de privacidad.