REVERSO: HISTORIAS ATEMPORALES DESDE 1931

31/05/2021

Noticias

Creado hace 90 años, el Reverso se ha mantenido eternamente moderno, atreviéndose siempre a ser él mismo, sin concesiones, a través de nueve décadas de cambio social, gustos cambiantes y tecnología avanzada. Durante los últimos 30 años, gracias al resurgimiento de la relojería mecánica y al florecimiento de la artesanía artística, ha cumplido un potencial que no podría haber sido imaginado en el momento de su creación. Como ejemplo singular de diseño Art Deco, se ha convertido en un icono en el verdadero sentido de la palabra. En 2021, Jaeger-
LeCoultre rinde homenaje a un reloj de rara longevidad.

LA HISTORIA DE LA INNOVACIÓN

Dado que el lanzamiento del Reverso Soixantième en 1991 coincidió con el renacimiento de la relojería mecánica que siguió a la crisis del cuarzo, el Reverso aprovechó su potencial para ser mucho más que un reloj de solo tiempo. Se convirtió en el vehículo a través del cual la Manufactura volvería a desarrollar su experiencia en altas complicaciones, a pesar del desafío adicional de que los movimientos rectangulares dictan una arquitectura completamente
diferente a la de los movimientos redondos que tradicionalmente se habían utilizado para las complicaciones.

El calibre 824, desarrollado especialmente para el Reverso Soixantième, incorpora una fecha indicada por una aguja central y un indicador de reserva de marcha. A esto le siguió en 1993 el Reverso Tourbillon, el primer reloj de pulsera tourbillon de la Manufactura. Luego vino el Reverso Répétition Minutes en 1994, la primera vez que Jaeger-LeCoultre había miniaturizado
un repetidor de minutos para un reloj de pulsera, el Calibre 943 fue el primer movimiento repetidor de minutos rectangular del mundo. En 1996, La Grande Maison presentó el Reverso Chronographe Rétrograde, con una intrincada pantalla en el reverso que resolvió el problema de cómo colocar los contadores del cronógrafo dentro de un marco rectangular. A éste le siguió dos años más tarde el Reverso Géographique y, coincidiendo con el Millennium, el Reverso
Quantième Perpétuel. Naturalmente, estas piezas de edición limitada en oro rosa son muy buscadas por los coleccionistas.

En los años transcurridos desde el Milenio, la innovación ha continuado. Desarrollado para el Reverso Septantième y lanzado en 2002, el Calibre 879 proporcionaba una reserva de marcha de 8 días, algo muy poco común en ese momento. Cinco años más tarde, el Reverso Grande Complication à Triptyque introdujo el Calibre 175: un solo movimiento que incorpora 18 funciones diferentes, incluida la hora civil, la hora sidérea y un calendario perpetuo, que se muestra en tres esferas; la tercera esfera se coloca en la placa de soporte del reloj. El Reverso también ha alojado el exclusivo tourbillon volante biaxial de Jaeger-LeCoultre, primero en el Reverso Gyrotourbillon de 2008 y nuevamente en el Reverso Tribute Gyrotourbillon 2016. Y en 2012, Jaeger-LeCoultre presentó el Reverso Répétition Minutes à Rideau, en el que el mecanismo de repique se activa mediante el movimiento de un par de cortinas de estilo teatro que revelan y ocultan la esfera.

Desde su génesis, a través de 90 años de evolución e innumerables variaciones, el Reverso se ha reinventado continuamente sin comprometer su identidad. Versátil y sin edad, un camaleón que cambia pero permanece sin cambios, se ha convertido en uno de los relojes de pulsera más reconocidos del mundo. Pero es más que un simple reloj. El Reverso ha sido reconocido con razón como un icono del diseño del siglo XX, en el verdadero significado del término.

ACERCA DEL REVERSO

En 1931, Jaeger-LeCoultre lanzó un reloj que estaba destinado a convertirse en un clásico del diseño del siglo XX: el Reverso. Creado para soportar los rigores de los partidos de polo, sus elegantes líneas Art Deco y su caja reversible única lo convierten en uno de los relojes más reconocibles de todos los tiempos. A lo largo de nueve décadas, Reverso se ha reinventado continuamente sin comprometer su identidad: ha albergado más de 50 calibres diferentes, mientras que su reverso de metal en blanco se ha convertido en un lienzo para la expresión creativa, decorado con esmaltes o grabados. Hoy, 90 años después del nacimiento de Reverso, sigue personificando el espíritu de modernidad que inspiró su creación.

Usamos cookies para asegurarle la mejor experiencia en nuestra web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

OKAviso de privacidad.