Havana Blues

Fachadas desmoronadas de color pastel se alinean en sus calles, coches antíguos estacionados evocan a tiempos pasados, música en vivo impregna el aire. Bienvenido a la Habana, hogar de una energía abrumadora. La capital de Cuba ha pasado por varias identidades: el asentamiento colonial español, el gobierno de la mafia en los 1930, el glamour de los 1950, la revolución cubana y, más recientemente, un renacimiento cultural. El enfoque atrevido y provocador de La Habana hacia el arte, la cocina y el entretenimiento, además de la mezcla ecléctica de influencia extranjera se ve reflejado en el estilo arquitectónico de la ciudad otorgándole un estatus legendario a la par de las ciudades más importantes del mundo. Aunque algunos edificios están en mal estado, la belleza del barroco, el neoclásico y el art decó presentan su triunfo. El icónico cabaret Copa Room que alojó a Ginger Rogers y a Abott y Costello sigue en pie, El Gran Teatro de La Habana, construido a principios del siglo XX, ahora alberga el Ballet Nacional Cubano. La Habana Vieja está siendo restaurada a su antigua gloria. La Habana pudo ser vista como un trabajo en progreso, pero es más un testamento de su interminable determinación a mejorar y progresar, lo cual podría ser lo que atrae a tantos visitantes. Así que toma asiento en un auténtico paladar (restaurante familiar) y disfruta de la vibrante evolución que esta edición de La Habana ofrece a sus lectores.

Deje sus datos y un asesor de ventas lo contactará.

Contáctenos al 55 1204 1257 o por

Usamos cookies para asegurarle la mejor experiencia en nuestra web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

OKAviso de privacidad.